Blog

Enfermeras dan el ejemplo: renuncian para no distribuir la Píldora del Día Siguiente a

4 de Agosto de 2004
Volumen 6 / Número 26

Estimado amigo:

A las enfermeras de los servicios públicos de salud de Alabama les ordenaron distribuir la abortiva “Píldora del Día Siguiente” (PDS). Muchas de ellas renunciaron o pidieron su traslado para evitar cumplir con esa directiva. Ahora resulta que el gobierno federal ya no exige la distribución de la PDS, como previamente había comunicado. Las enfermeras que protestaron deberían ser restituidas en su puestos. Y el funcionario de Estado del departamento de Salud, Donald Williamson, responsable de este escándalo, debería ser despedido.

Steven W. Mosher
Presidente

Enfermeras dan el ejemplo: renuncian para no distribuir la Píldora del Día Siguiente a pesar de presión federal.

Enfermeras dan el ejemplo: renuncian para no distribuir la Píldora del Día Siguiente a pesar de presión federal.

Hace algunos días, un acto de coraje de un pequeño grupo de profesionales del cuidado de la salud fue reportado tendenciosamente a nivel nacional. Mientras los medios de comunicación estaban a la caza de cualquier historia a favor de la PDS, Bob Johnson reportero de Associated Press, publicó un extenso reportaje sobre las objeciones de los trabajadores de salud en Alabama a la distribución de Plan B, una marca de la PDS. Este reportaje fue recogido por medios locales en Alabama y unos cuantos medios de regular envergadura a nivel nacional. Por lo que sabemos, sólo Fox News Channel reportó la noticia a nivel nacional.

La historia involucró a 11 enfermeras del Departamento de Salud Pública de Alabama quienes renunciaron a sus trabajos para evitar distribuir “Plan B”, la PDS, también conocida como “anticoncepción de emergencia”.

“La primera vez que tuve que hacer eso, me sentí muy mal, y se lo comuniqué a mi supervisor”, dijo la enfermera Donna Tyner, a la agencia de noticias Associated Press (AP). Tyner renunció a su trabajo como practicante de enfermería en las clinicas de salud pública del área de Montgomery. De acuerdo al reportaje de AP del 29 de Junio, Tyner renunció porque estaba siendo requerida a distribuir las píldoras, aún cuando ella se opone moral y religiosamente a ese procedimiento.

Un editorial en el "Montgomery Advertiser" del 7 de Julio del 2004 señaló que si bien varias enfermeras habían renunciado por sus principios morales y religiosos, se habían realizado traslados para aquellas que se oponían a distribuir “Plan B” y aseguraban que nadie había sido removido de su puesto.

Pero según AP, Tyner declaró que renunció porque le dijeron que no tendría otra opción a partir de Abril cuando el departamento de salud comenzara a proporcionar la “anticoncepción de emergencia”  a las mujeres en todas las clínicas de planificación familiar del Estado.  

“Mi supervisor me advirtió que no estaría cómoda haciendo eso”, dijo Tyner, quien ahora está trabajando en las clínicas privadas de los condados rurales de Lee y Russell.  “Cuando mi supervisora se dirigió hacia mí, me dijo que eso era parte del protocolo de atención. Si rehusaba a hacerlo, la primera vez sería amonestada y la segunda sería despedida”

Tyner relató que en la consejería de las clínicas se les decía a las mujeres que los anticonceptivos de emergencia eran una opción disponible de control natal.
“Esa era una de las cosas que tenía que había que hacer con ellas. Eso era animarlas a tener un comportamiento promiscuo”, señaló Tyner.

Tyner también declaró a AP que odiaba tener que dejar su trabajo en el departamento de salud. “Hay muy buenas personas en el departamento de salud. Es una organización muy fuerte que hace mucho bien a las personas”, dijo Tyner. “No me hubiera ido si la anticoncepción de emergencia no se hubiera aparecido”.

El funcionario de Estado del departamento de salud, Donald Williamson, dijo que los funcionarios federales exigen a los estados tener disponibles una variedad de opciones de control natal para recibir los fondos federales de planificación familiar.

Los nueve miembros de la delegación de Alabama en el Congreso escribieron una carta a Williamson “para clarificar la política federal”, que según ellos no exigiría la distribución de anticonceptivos de emergencia para recibir los fondos federales.

El Gobernador de Alabama, Bob Riley, dijo a AP que está preocupado acerca de la distribución de los anticonceptivos de emergencia y que había discutido el tema con Williamson. 

“He constatado la posibilidad de traslado para todo aquél que tenga objeción de conciencia”, dijo Riley. (Associated Press Junio 29)

AP también reportó que los funcionarios de estado del departamento de salud dijeron que tenían que ofrecer la PDS para seguir recibiendo los fondos del Título X para el departamento de planificación familiar.

Ahora un mes después, AP reporta que “el departamento de Salud Pública de Alabama no exige la distribución de los anticonceptivos de emergencia, también llamados PDS,  en las clínicas de planificación familiar, de acuerdo a una carta del Secretario de Estado y Servicios Humanos, Tommy Thompson, a los parlamentarios de Alabama”.

AP señaló que el congresista por Alabama, Robert Aderholt, había solicitado a Thompson que clarifique los requisitos federales después que los trabajadores comenzaran a distribuir las píldoras en las clínicas del Estado al comienzo del presente año.

Aderholt declaró en Wednesday que había pedido a Thompson que explique la regulación federal relativa a los fondos federales de planificación familiar después de haber recibido quejas del departamento de enfermeras en un distrito del norte de Alabama.

En su carta, Thompson dice que las clínicas de planificación familiar del estado deben ofrecer una “amplia gama” de métodos de planificación familiar, pero que no se le exige ofrecer anticoncepción de emergencia.

“El estatuto, regulaciones y directivas actuales del Título X no autorizan la distribución de píldoras de anticoncepción de emergencia”, afirma Thompson en su carta.

“No hay una autorización para hacer eso”, agregó Aderholt. “Pienso que no es la mejor política dar pase a esto, pero ahora ellos (el departamento de salud del Estado) pueden decir que ésta es su forma de proceder”.

El Dr. Tom Miller, director del departamento de planificación familiar, declaró a AP que las 11 enfermeras renunciaron a sus trabajos en las clínicas por sus objeciones morales hacia la anticoncepción de emergencia.  El dijo que había recibido cerca de 50 solicitudes de empleados de las clínicas para ser reasignados a diferentes puestos porque no querían distribuir las píldoras. Dijo que se había hecho gestiones para reasignar a todos con excepción de un par de ellos. (AP Julio 28)

¿Cuántas de esas 11 enfermeras que renunciaron al departamento de salud pública de Alabama y de los 50 empleados que pidieron su traslado por no distribuir la PDS saben que el Dr. Miller no renunció y sigue en su puesto?

Share this